Política Sociedad

La Sexualidad en Corea del Sur: La Prostitución

Quiero comenzar esta pequeña serie de artículos sobre sexualidad en Corea con el tema más tabú, pero igualmente  aceptado entre la población surcoreana.

La prostitución es el trabajo más antiguo del mundo, pero como en la mayoría de países, es considerada ilegal en Corea del Sur, aún así, según estadísticas gubernamentales realizadas en el 2016, mitad de la población masculina de dicho país ha pagado alguna vez por sexo. Aunque parezca extraño, en Corea culturalmente es aceptado que los hombres (generalmente) paguen por tener relaciones sexuales con una prostituta, como ya leímos en Prostitutas en Corea del Sur: Las Víctimas de un Gobierno que no Perdona, el mismo gobierno se le ocurrió la idea de poner a disposición mujeres nacionales para los militantes de Estados Unidos que llegaron a apoyar el país en la guerra en los años 50s con el objetivo de satisfacer a las tropas para evitar su retirada del país, cosa que resultó en una vida de discriminación e injusticias para las “voluntarias” de dicha tarea.

Actualmente, el distrito rojo, como se le llama popularmente a las zonas de las ciudades donde se encuentran concentrados los burdeles y prostíbulos, se encuentran en una disminución de clientela abismal consecuente a las nuevas leyes hechas por el gobierno el cual trata de desmantelar un negocio que para el 2007 aportaba alrededor de 13 billones de dólares y que en el 2013 era llevado a cabo en alrededor de 2 mil establecimientos en toda la nación. El gobierno ha implementado medidas de patronaje exhaustivo por las zonas sospechosas e incluso planteado un nuevo plan de ordenamiento y reconstrucción territorial, donde planean destruir la mayoría de los establecimientos con prácticas ilegales y construir edificios comerciales, tratando de borrar así a las verdaderas víctimas que tratan de victimarios.

De acuerdo a la estadística primeramente mencionada, las trabajadoras sexuales cuestionadas (174), se encontraban en sus 30s la mayoría, afirmando haber empezado en el negocio desde los 20s, alrededor del 22% estaban en la segunda década de su vida. Con condiciones de salubridad precarias, al mes se toman 4 días libres luego de un trabajo diario que iba de 8 a 12 horas, donde cobrarán alrededor de 69 dólares por cliente. Entre las razones por las cuales escogieron el camino de la prostitución el 29% expresó que no tenían dónde ir o dormir, el 16.8% lo hizo porque algún amigo le pidió que lo hiciera y un 13.1% fue presionado por otros.

Las cifras denotan un panorama sombrío en la ética coreana, donde las prostitutas son humilladas aún cuando más de la mitad de la población recurre a ellas, especialmente cuando están prestando su servicio militar obligatorio, donde las estadísticas refieren que del 56% de los hombres que recurre a servicios sexuales clandestinos, lo hace en ese periodo de la vida en más de 19% de los casos, siendo las edades de 20 a 25 años la más frecuente; algunos de los dicen verse obligados a recurrir a estos servicios por sus jefes de pelotón o compañeros militares cuando están en sus días libres.

El distrito rojo y la prostitución, en un estado precario actual, siguen siendo fuente de ingresos y fantasías en mucha de la población coreana, a pesar del yugo político y los tabúes hipócritas a su alrededor, el desenlace de estos no podrá verse hasta que se trate el verdadero problema y se salve a sus víctimas principales, las cuales nunca son la clientela.

 

Heidi Morales Toro

hanadultalk@gmail.com

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: