Sociedad

La inseguridad en uno de los paises mas seguros del mundo

No sé si a ustedes les ha pasado que se encuentran con comentarios de personas (latinoamericanos por lo general), que han visitado Corea del Sur, y exaltan la seguridad que se respira en el país. Ciertamente por este lado del globo nos enfrentamos diariamente a un entorno social complejo e inseguro, y es posible que al comparar los grados de delincuencia, las personas tiendan a ignorar los bajos índices de crímenes, sin embargo, eso no quiere decir que no existan.

Cada vez que leí uno de estos comentarios en los que las personas se sentían tan seguros caminando solos en la madrugada por las calles de Seúl, o cómo podían dejar sus pertenencias en un sitio atestado de personas y nadie las tomaría; no pude dejar de pensar que después de todo tuvieron suerte.

Corea del Sur es un país extremadamente urbanizado, con muchos centros metropolitanos importantes alrededor de la pequeña punta peninsular. Cada ciudad en Corea del Sur sufre la misma actividad criminal que cualquier otra ciudad del mundo, aunque un informe del Departamento de Estado de USA de 2015 le otorgó al país una calificación de crimen “baja”, sí es normal encontrar desde pequeños ladrones y estafadores, hasta borrachos; el peligro puede ser una amenaza para cualquiera.

El 14 de mayo de 2016, tres hombres coreanos abordaron a una turista sueca y la llevaron a conocer la vida nocturna de Hongdae. La mujer recibió tanto alcohol hasta que se intoxicó quedando medianamente inconsciente, momento que los hombres aprovecharon para llevarla a la residencia de uno de ellos, donde la fotografiaron desnuda luego que los tres abusaran sexualmente de ella. La mujer informó a la embajada de Suecia en Corea, y la policía de Mapo dijo que pudieron arrestar a los tres sospechosos el 24 de mayo de 2016, basándose en las grabaciones de las cámaras de vigilancia y en las fotos de los sospechosos dejados en el celular de la víctima.

Aunque esta historia tuvo “justicia”, no siempre ocurre lo mismo, ya que si no lo saben, Corea del Sur fue fuertemente criticada como el país donde la violencia sexual contra las mujeres extranjeras es ignorada. Y ciertamente también lo hacen con sus nacionales.

Como lo expuso el periodista Royce Kurmelovs, Corea del sur maneja una cultura de secreto, litigiosidad y desigualdad de género que impide que las víctimas avancen, mientras que los perpetradores celebran libremente sus delitos en línea. Al menos esto hacían cuando el portal Sora.net existía, para entender un poco más sobre esto te invitamos a leer nuestro artículo: La Sexualidad en Corea del Sur: La pornografía.

Kurmelovs mencionó que podías encontrar fotografías con las que se vanagloriaban. En una se mostraba a una mujer inconsciente con varias asas de cuchillos insertados en su vagina. Otra mostraba a una mujer con lo que parecía un destornillador (del lado puntiagudo) insertado en su vagina. Una tercera, nuevamente inconsciente, tenía lo que parecía ser su licencia de conducir encajada en su vagina para identificarla ante los usuarios del sitio web y la leyenda: “Mi adorable novia, queda inconsciente incluso con solo dos cervezas. Ya he dejado que otros tres hombres la violen y entren en su vagina. Hoy me gustaría invitarte”.

Cuando las mujeres coreanas quieren hablar de esto les resulta difícil y prefieren el anonimato, también porque luego de hacer estas declaraciones pueden entrar en un proceso que acabe perjudicándolas a ellas, no por nada Corea del Sur fue señalada como el país donde denunciar una violación te envía a la cárcel. Una mujer coreana explicó cómo fue violada después de reunirse con unos compañeros de trabajo para tomar algo (y si son seguidores de la cultura, habrán visto si quiera en dramas, cómo estas salidas a beber y a los karaokes es una obligación para mantener tu empleo). La mujer recordó haber perdido la conciencia y luego despertarse en un hotel al lado de un hombre desnudo. Cuando informó a la policía en compañía de su novio, los oficiales sugirieron que ella era una “oportunista”. Más tarde, ese mismo día, fue violada por segunda vez por su novio.

No entraré en detalles sobre esto ya que le dedicaré un artículo completo la próxima semana, pero en 2004, 41 estudiantes de secundaria masculinos violaron a varias alumnas en el transcurso de 11 meses y ninguno fue condenado por cargos criminales. Por otro lado, en el 2014, un presunto violador fue absuelto porque se encontró que su pene estaba demasiado curvado para haber entrado en la vagina de la víctima sin ayuda. En 2016, un tribunal de Corea del Sur dijo que una niña de 13 años con una discapacidad mental que había huido de su casa no había sido violada. En cambio, los hombres involucrados fueron procesados ​​por prostitución.

Lo que nos lleva a concluir que lo ocurrido con la turista sueca, fue un caso excepcional. Dos meses antes del asalto contra la turista sueca, la australiana Airdre Mattner de 25 años viajó a Corea del Sur por unos días y se unió a un grupo de Facebook que estaba organizando un evento para ir juntos y conocer mejor la ciudad. Así que en la noche se reunieron para ir a Hongdae. Luego de entrar a un bar y beber un par de tragos la mujer empezó a sentirse realmente enferma y decidió irse a su hotel, no obstante un hombre (quien resultó vivir en Londres y tener nacionalidad Nigeriana), subió con ella al auto y aunque ella le pidió al taxista que la llevara a su hotel, él la ignoró y siguió las indicaciones del hombre que la llevó a un hotel y abusó sexualmente de ella.

Al día siguiente Airdre despertó desnuda con toda su ropa rasgada y tirada por el suelo. Ella asistió a un hospital con una unidad de policía adjunta que se especializó en casos de violencia sexual, y sintió que los oficiales de la estación de policía pusieron un énfasis indebido en la cantidad de alcohol que había consumido. Ella dijo que también enfatizaron que ella había salido sola, a pesar del hecho de que el grupo al que se unió era parte de un evento organizado.

Airdre soportó diez horas de tratamientos invasivos, pruebas y preguntas, todavía en estado de shock y sintiendo los efectos de las drogas. Se le preguntó qué vestía y se insinuó repetidamente que estaba borracha. Más tarde, descubrió que las autoridades no habían seguido los procedimientos adecuados de violación y ni siquiera habían obtenido pruebas de ADN. Cuando Airdre recibió una solicitud de amistad de su violador en Facebook, ella tomó capturas de pantalla y las envió a la policía, pero le dijeron que no podía ser el autor porque no estaba en el país. Finalmente, se vio obligada a iniciar su propia investigación y descubrió que el informe había sido falsificado.

Después de una protesta internacional cuando Airdre era reconocida por un gran público, la policía se vio obligada a responder y un nigeriano fue arrestado por su violación. Pero fue procesado por acoso sexual en lugar de violación o incluso agresión, porque ella estaba inconsciente y, por lo tanto, no podía probar que no haya dado su consentimiento. El caso de Airdre sacó a la luz el pobre historial de Corea del Sur en delitos sexuales.

En 2016 los informes de agresiones sexuales contra extranjeros habían aumentado un 40% en Corea del Sur desde 2008. Menos del 10% de las violaciones son denunciadas en Corea del Sur, y de esas, menos del 2% va a juicio y solo alrededor del 10% de los declarados culpables se enfrentan a la cárcel. La mayoría de los hospitales no tienen kits de violación, e incluso existían (no sé si aún los hay) sitios web donde las personas podían vivir violaciones en vivo de mujeres inconscientes y pedir unirse. Corea del Sur puede ser un país seguro cuando se trata de asesinatos (y si nos han leído antes, sabrán que tampoco es así) y robos, pero si eres una mujer visitante, es increíblemente peligroso.

A pesar de los avances tecnológicos y económicos de Corea del Sur, los valores patriarcales perduran en su sociedad, y se encuentra regularmente en la parte inferior de las clasificaciones de la OCDE para la brecha salarial de género o la presencia femenina en altos cargos corporativos. De acuerdo con la Oficina de Drogas y Crimen de la ONU, tiene una proporción inusualmente alta de mujeres víctimas de asesinato: 52%. Eso está muy por encima de los Estados Unidos y China, ambos alrededor del 22%, e incluso más que el 41% de la India, que a menudo es el centro de atención sobre la violencia contra las mujeres.

Así que si estás leyendo esto y tienes planeado visitar Corea del Sur, nunca des por sentado nada y cuídate mucho.

 

Leydi Botía Martínez

Hanadultalk@gmail.com

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: