Sociedad

El Tráfico de Personas en Corea del Sur

La otra cara del país que sólo muestra lo lindo y maravilloso en sus comedias y dramas televisivos.

Según el departamento de estado de Estados Unidos, Corea del Sur no es sólo un lugar con alto flujo de tráfico de personas de manera ilegal sino que también es uno de los puntos principales donde se traslada a las personas desde el sur hasta los países centrales del continente asiático, donde el tráfico más común es el de finalidad sexual que puede ir desde prostituir a mujeres por deudas económicas hasta vender “esposas por correo” desde Corea del Norte.

La mayoría de las víctimas en el tráfico de personas son mujeres, muchas de países vecinos las cuales son llevadas a Corea del Sur con promesas de trabajar en el mundo del entretenimiento para luego ser llevadas a la prostitución. Actualmente la población de trabajadoras sexuales en Corea del Sur constituyen más de extranjeras que nativas, donde el 90% de las prostitutas que trabajan para la bases militares norteamericanas son de los países que pertenecían a la Unión Soviética. Por otra parte, otro puñado de víctimas son el resultado de matrimonios con mujeres extranjeras, la mayoría provenientes de vietnam, las cuales entran al país con una visa de matrimonio donde el resultado muchas veces es el abuso físico a éstas, que generalmente son menores que su esposo y muchas veces son forzadas a prostituirse por estos para ganancias económicas.

Aunque la mayoría de las personas en el tráfico de personas con fines sexuales en Corea del Sur son extranjeras, no significa que la cantidad de las mujeres coreanas obligadas a ésta práctica no es importante, se estima que muchos jóvenes son explotados en esta industria, donde el 80% son menores de edad, los cuales en su mayoría son negociados para encuentros con personas mayores por vía internet. A pesar de la arremetida del gobierno contra la industria de la prostitución y su ley contra el tráfico de personas, el 50% de los negocios que dicen ser karaokes, bares o salones de masaje también servían como prostíbulos.

Cabe destacar que en la investigación sobre este tema, la información encontrada generalmente hablaba de la explotación sexual donde se hacía énfasis a cómo la mayoría de la mujeres sometidas a este tipo de prácticas eran mujeres “poco cualificadas” llevadas a Corea del Sur para trabajar en la industria del entretenimiento o recién casadas con coreanos mayores que ellas a los cuales no conocían bien. Toda una travesía de viaje.

 

Heidi Morales Toro

hanadultalk@gmail.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s