Thriller

Song Hye Hee: La adolescente desaparecida más famosa de Corea del Sur

Cuando el reloj apuntó las 10 de la noche Song Hyehee tomó un autobús a casa luego de pasar el día con su novio y un grupo de amigos. Era un 13 de febrero de 1999 y las calles en la ciudad de Pyeongtaek -provincia de Gyeonggi- estaban oscuras y solitarias, así que aun cuando el recorrido en bus no tardó más de quince minutos, la distancia que ella debía recorrer hasta la granja en la que sus padres criaban ganado, se hacía más grande.

El conductor del vehículo estaba familiarizado con sus pasajeros, ya que se trataba de un pueblo y no eran muchas las personas que debía transportar a diario, así que para él fue fácil recordar esa noche en la que Hyehee de 17 años bajó del autobús seguida por un hombre de aproximadamente 30 años, del cual pudo concluir rápidamente estaba bajo la influencia del alcohol.

A las 11 de la noche, Song Gil Yong, padre de Hyehee se decidió a salir a buscar a su hija porque ella aun no regresaba a casa. Buscó por las calles del pueblo e intentó contactar a sus amigos, pero no encontró nada. Así que a la mañana siguiente llamó a la policía para registrar el caso de una persona desaparecida, pero la policía no inició la investigación hasta después de tres días y se justificaron en el feriado del año nuevo lunar.

Cuando la policía comenzó con la investigación, era demasiado tarde. Intentaron encontrar al hombre ebrio que siguió a la niña al bajarse del autobús, pero no había evidencia suficiente para definir al sospechoso y posteriormente encontrarlo, así como tampoco contaban con un apoyo visual porque los CCTV no habían sido instalados en los vehículos en ese entonces.

La policía también desplegó fuerzas alrededor del vecindario para localizar un posible cuerpo, buscaron detenidamente en el campo, debajo de la tierra, alcantarillas, montañas y más. Las autoridades redujeron su búsqueda a los hombres que habían regresado al área para la temporada de vacaciones, pero su búsqueda terminó sin un resultado fructífero.

Los niños desaparecidos se clasifican en tres tipos principales: abducidos, fugitivos y abandonados. En 2016, alrededor de 38.000 personas desaparecidas fueron denunciadas a la policía, aproximadamente la mitad de ellas eran niños. La mayoría de los casos se resuelven dentro de las primeras 48 horas; en 2016, por ejemplo, solo 285 personas de las 38,000 desaparecidas no fueron encontradas.

Los niños desaparecidos por más de 48 horas, son más susceptibles a la agresión o el tráfico de personas. Un estudio del 2014 sobre la experiencia de los padres de niños desaparecidos a largo plazo  reveló que el 65% de los niños desaparecidos por más de 48 horas, fueron encontrados muertos, y el 46% de los niños secuestrados fueron víctimas de agresión sexual o física. El caso de Song Hyehee, fue legalmente categorizado como un secuestro, pero este prescribió oficialmente en febrero de 2014. No obstante, su padre continúo con la búsqueda de su hija.

En 2017 Korea Exposé visitó al padre de Hyehee, quien fue hospitalizado en una clínica en Pyeongtaek. Su salud se había deteriorado debido a una estenosis espinal, un disco de la espalda y un infarto cerebral. Y en esa época, se había lastimado la espalda otra vez, al caerse de una escalera mientras colocaba pancartas que anunciaban la ausencia de su hija menor.

Song Gil Yong no es un hombre acomodado. De los 500,000 wones que recibe mensualmente del gobierno (alrededor de 440 dólares), paga 50,000 de renta y gasta alrededor de 300,000 en hacer volantes. Apenas tiene lo suficiente para pagar sus cuentas médicas y se sostiene con el arroz y el banchan (platos de acompañamiento) que el gobierno envía a su casa todos los meses. De ciudad en ciudad, Song reparte un promedio de 500 volantes y coloca 20 pancartas por día, cinco días a la semana. Él recorre todo Corea del Sur, conduciendo sus propias investigaciones privadas.

Durante los últimos catorce años, su búsqueda ha sido mayoritariamente solitaria. En 2003, cuatro años después de la desaparición de Hyehee, su esposa se suicidó con una sobredosis de pastillas. La encontraron envuelta en pancartas, sosteniendo la foto de su hija. La pareja había estado continuamente en la carretera. Se mantenían de los fideos instantáneos y el alcohol y vivían en un camión que viajaba por todo el país. Su esposa tenía problemas del corazón y sufría de depresión.

Desafortunadamente, la historia de Song es contada por cientos de padres en Corea del Sur. Muchos padres de niños que desaparecieron durante años, como los de Hyehee, a menudo se esfuerzan hasta alcanzar sus límites físicos, mentales y financieros. Más del 40% de los padres de niños desaparecidos a largo plazo perdieron sus empleos, según un estudio realizado en 2006 por el profesor Kim Seong Chun en la Universidad de Joongang. La dedicación y la diligencia de Song, que resultaron en un gran número de pancartas, han inculcado una conciencia generalizada sobre su hija. Ha estado en las redes de televisión más grandes de Corea del Sur, incluyendo KBS, SBS y MBC. Pero Song dijo que esta fama y atención no siempre contribuyeron positivamente a su búsqueda.

Ha habido bromas crueles y estafas; algunas personas llamaron exigiendo grandes sumas de dinero a cambio de su hija y prometiéndole un regreso seguro a casa. Algunos lo dirigieron a donde podría estar Hyehee, y solo hasta llegar al sitio él se daba cuenta que todo se trataba de una broma. Pero también se encontró con muchos actos de bondad. Durante un par de años, un donante anónimo le ha estado enviando pancartas y volantes pro bono cada dos meses. Sol Bee, un cantante en Corea, también echó una mano lanzando un ‘Proyecto de búsqueda’ y componiendo una canción dedicada a Hyehhee. Cada mes, entre 300 y 400 estudiantes de la escuela secundaria Cheongnyangni en Seúl realizan una campaña de ‘Find Song Hyehee’.

De vez en cuando, Song Gil Yong se reúne con otras familias de niños desaparecidos a largo plazo a través de la Asociación de Ciudadanos de Corea para encontrar niños y familias desaparecidos, una organización que comenzó en 1991 después de que el caso de los “Niños Rana”  llamara la atención de la nación. No entraré en detalles sobre los niños rana ya que lo haré en un próximo artículo, pero es un caso que involucra a 5 niños desaparecidos en un bosque en Daegu, y no hubo noticias de ellos hasta 11 años después.

En la década de 1990, los niños desaparecidos mayores de 8 años fueron considerados “fugitivos”; esto significaba que las familias y no la policía, tenían que asumir la plena responsabilidad de encontrar a sus hijos. Afortunadamente, la carga es relativamente ligera para las familias en la actualidad, en particular gracias a la ‘Ley de protección y apoyo a niños desaparecidos’, promulgada en 2005. Esta fue la primera ley de Corea del Sur que estipula políticas y definiciones específicas de casos de niños desaparecidos.

La Ley se enmendó varias veces desde entonces para ampliar la edad aplicable de los niños desaparecidos (anteriormente de 0 a 13 años; ahora de 0 a 18 años), y en 2012, una nueva enmienda estableció que los policías deben hacer un seguimiento inmediato de los casos faltantes a través de varias búsquedas, métodos, servicio de ubicación y pruebas de ADN (minimizando así la demora que el padre de Hyehee tuvo que enfrentar durante el año nuevo lunar en 1999).

Se recomienda encarecidamente a los guardianes de los niños que registren previamente las huellas dactilares de sus hijos en un sistema que pueda ayudar con el seguimiento (esta fue una política implementada en 2003, después de que se encontró a un niño discapacitado como cadáver). Desde que se implementaron estas mejoras, el número de informes de niños desaparecidos ha ido disminuyendo constantemente desde 2012, hasta que aumentó repentinamente en un 0,02% en 2016. La policía ha atribuido el aumento a la excesiva dependencia de los sistemas de vanguardia, que parece haber disminuido.

Sin embargo, el hecho que solo el 33% de los habitantes en Corea del Sur (cualquiera de 0 a 18 años de edad, discapacitados mentales y personas con demencia) tienen sus fotos y huellas dactilares registradas en la base de datos de la policía. Y dado el presupuesto limitado y la mano de obra que la policía puede proporcionar, las investigaciones continúan enfrentando obstáculos y las familias continúan realizando sus propias búsquedas.

Song Hyehee es probablemente una de las personas desaparecidas más famosas de Corea del Sur. Si entiendes coreano y visitas corea, es posible que encuentres una foto granulada de una adolescente en una enorme pancarta que dice: “¡Por favor, ayúdame a encontrar a Song Hye Hee!”, porque aun después de tanto tiempo no hay noticias sobre ella, y su padre sigue en su búsqueda constante.

Leydi Botía

hanadultalk@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s