Escándalos K-Pop Opinión

¿Por qué ni tú ni yo deberíamos creer en Seungri y los J4?

Estos últimos días algunos fans del k-pop se han convertido en fieles profetas del principio de presunción de inocencia, ¿saben cuál es?, “Toda persona es inocente hasta que se demuestre lo contrario”. Sin embargo, ¿qué sucede si existen materiales probatorios que gritan a diario lo que está sucediendo?

Me he encontrado con muchos comentarios de fanáticas de BIGBANG, CNBLUE, FT ISLAND, HIGHLIGHT y JJY, en los que no importa qué tanto conozca o desconozca del caso, su fanatismo ciego las lleva a decir con franqueza y sin titubear que los seguirán apoyando. Y lejos de juzgarlas me preocupa, porque yo estuve igual que ellas cuando decidí apoyar a Park Yoochun. No es fácil, aunque solo se trate de alguien que admiramos, es difícil desprenderte y entender que así como lo dice uno de nuestros artículos, Los idols también pueden ser malas personas.

No se trata entonces de agredir a estas chicas o exponerlas, se trata de educar; porque así como yo entendí que como mujer tenía que dejar a un lado a Yoochun, ellas necesitan entender por qué no deberían apoyar a estos artistas.

Si nos has leído con anterioridad tal vez ya te has enterado o te enteraste de otra forma la problemática social a la que se enfrenta Corea del Sur. Sí, Corea no es el país que te pintan los dramas, tus idols no son tan inocentes como lo ves en la pantalla, Corea es un país tecnológicamente desarrollado que al final del día se enfrenta a situaciones de acoso y abuso “propias del tercer mundo”.

Así que hoy quiero darte mis razones del porqué ni tú ni yo debemos apoyar a Lee Seung Hyun (seungri), Yong Jun Hyung, Choi Jong Hoon, Jung Joon Young y Lee Jong Hyun.

Quiero empezar con la historia de una chica que llamaremos Dason, ya que ella quiso que su identidad se mantuviera oculta bajo la letra “D” mientras se enfrentaba a un proceso penal como consecuencia de una querella que su violador interpuso en su contra. La acusó de difamación, perjurio, intimidación e incluso de acoso sexual.  Dason fue revictimizada cuando el sistema no le evitó cumplir todo este angustiante proceso que terminó con su violador cumpliendo una sentencia de dos años, y todas las querellas en su contra archivadas.

Primera razón: Corea del sur fue señalado como el país donde denunciar una agresión sexual te puede enviar a la cárcel, porque el sistema ha ocasionado en las victimas un efecto paralizante que les impide denunciar, y aunque interponer una querella no motiva la difamación, sí lo hace exponerlo en los medios, lo cual hace mucho más difícil que las mujeres quieran denunciar a personajes públicos.

Es en el año 2017 con el movimiento #MeToo que las mujeres coreanas se sienten apoyadas y comienzan las olas de denuncias en contra de personajes de la política, deporte, arte, religión… y sí, del entretenimiento. En el caso de “D”, luego de contar su historia lo único que el investigador tuvo para decirle fue: ¿Quieres arruinar la vida de un chico prometedor?

Entonces, si creen que las mujeres no denuncian a sus agresores a tiempo porque están siendo oportunistas, están equivocadas. Ser víctima de abuso no te hace precisamente una mujer valiente frente al victimario y el público; y en el caso de las chicas que fueron grabadas sin su consentimiento por algunos idols mientras mantenían relaciones sexuales, o que fueron drogadas para ser violadas, “guardaron silencio” no porque no les importó o porque sencillamente estuvieron de acuerdo, ellas tenían miedo.

A todas las mujeres que hasta ahora siguen apoyando a Seungri y los J4 luego que se comprobara la autenticidad de esas conversaciones y de lo que ocurría en ellos, me urge decirles que una de esas chicas pudieron haber sido ustedes, pero no vayamos tan lejos, ¿pueden pensar por unos segundos cómo se sentirían si alguien cercana, (no ustedes, solo alguien cercana) fuera una de las víctimas? Incluso para quienes se salieron del chat y se quedaron callados, ¿se justifica? Tenemos que dejar de lado el hecho que se trata de idols, aquí no estamos para idealizarlos o minimizar su responsabilidad por ser quienes son, ¿justificarían de la misma forma a su vecino?

Segunda razón: En 2016, fueron archivadas el 55% de las denuncias de agresión sexual, muchas más que en los casos de asesinato (22%) o robo (26%), según el Instituto de la Justicia. Y si el caso llega ante el tribunal, la víctima debe demostrar que opuso resistencia porque la violación se define como el resultado “de la violencia o la intimidación” y no de la ausencia de consentimiento. Sí, así como lo leen.

En el caso de Seungri y la prostitución he leído comentarios mucho más lamentables, en el que sus seguidoras buscan aminorar su carga con la expresión “pero si son prostitutas” o “de qué sirve que se prostituyan si no te la puedes c***”. Para empezar y por si no lo saben, la prostitución es ilegal en Corea del Sur, así que de entrada él estaría cometiendo un delito para su país. También me sorprende que en pleno siglo XXI muchas personas desconozcan que un gran porcentaje de las mujeres prostituidas son obligadas a hacerlo.

Seungri recientemente dijo en una entrevista que no importa lo que él diga y qué tanto grite la verdad, nadie va a creerle, ¿pero puede juzgarnos?, él, que empezó negando todo desde los primeros escándalos de Burning Sun, su vinculación al vender mujeres que llenaran el apetito sexual de sus socios, para luego decir que todo hacía parte de su plan para conseguir que le pagaran una suma de dinero, luego se le vinculó con otros casos y lo único que tuvo para decir fue “estábamos bromeando”. Y si eres lo suficientemente razonable, debes saber que es absurdo, pero en caso que le creas que estaba bromeando… ¿qué esperas de su comportamiento misógino?, ¿o es que acaso creen que el bromear al respecto lo hace una persona confiable? Alguien que tiene una madre y una hermana, pero que no siente empatía hacía las mujeres, ¿se puede admirar?

En el caso de JJY, que fue investigado en el 2016 por la querella interpuesta por una chica la cual filmó sin su consentimiento y posteriormente divulgó su vídeo, se le hizo fácil decir que la grabación fue consentida y que su acusación fue caprichosa. Ahora que saben que el hombre no es más que un enfermo, ¿se alcanzan a imaginar lo que sintió esa chica cuando no obtuvo justicia? Actualmente se puede estar enfrentando a 7 años de prisión y presentó una disculpa y juró estar arrepentido, pero, ¿pueden creer en alguien que fue investigado anteriormente por lo mismo y aun así continúo haciéndolo solo porque no fue atrapado?

Ahora, ¿qué tanto pueden conseguir las víctimas frente a estos hombres con poder y que además están respaldados por los funcionarios que deberían poder ayudarles?

Si eres mujer piensa como una, deja de culpar a las víctimas y solidarízate con ellas. Las mujeres coreanas están expuestas a esto al igual que lo están todas las mujeres alrededor del mundo, con la diferencia que el mismo pueblo coreano lo desconoce, porque el peso del orgullo por su desarrollo económico les impide aceptar que no han podido con esta problemática. Así que no solo invierten poco en las investigaciones que involucran crimines contra mujeres, sino que sencillamente las ignoran.

Tercera razón: En enero de 2018, la medallista de oro en patinaje de velocidad en pista corta, Shim Sukhee, acusó a su ex entrenador de agredirla  repetidamente desde su adolescencia. A principios del año en curso cinco patinadoras anónimas expusieron el abuso de sus entrenadores. Una patinadora alegó que un entrenador la besó a la fuerza y ​​luego la abusó verbalmente cuando ella rechazó su comportamiento. La ex estrella del tenis Kim Eunhee reveló el año pasado que su entrenador de tenis la había agredido sexualmente desde la edad de 10 años. La ex atleta de judo Shin Yuyong acusó a su ex entrenador de escuela secundaria de haberla violado repetidamente durante un período de cuatro años.

La ex secretaria de Ahn Hee Jung (ex candidato presidencial), Kim Jieun, acusó públicamente a su jefe de agresión sexual en una entrevista para la tv nacional. Su mensaje se encontró con mujeres que mostraban apoyo y compartían historias similares, y otras escépticas que por medio de las redes sociales cuestionaban la credibilidad de sus acusaciones.

¿No se les parece a algo? Y sin embargo, pese al escepticismo, un tribunal de Corea del Sur encontró al ex candidato presidencial culpable de cargos de abuso sexual presentados por #MeToo, anulando una absolución por un tribunal de primera instancia. Y por otro lado el mundo del deporte coreano se encuentra en medio de disputas legales en el que se han preparado más de mil interrogatorios a atletas para descubrir la red de abusos internos.

No obstante, hay quienes deciden creer que todo lo que está pasando es un complot para afectar a los idols, para dañar su imagen y que la atención recaiga sobre ellos luego del escándalo de la Escuela de Artes Escénicas de Seúl. No es la primera vez que pasa, no es extraño que suceda y sí está ocurriendo. Para nadie es un secreto que los idols son los principales candidatos para las cortinas de humo, y aunque esto se convirtió en una práctica deshonesta, no quiere decir que lo sea todo el tiempo. De hecho, es posible que todo esté ocurriendo para desviar la atención de lo que ocurrió con SOPA, pero eso no quiere decir que sea falso. Para entender un poco a qué nos referimos te invitamos a leer  Idols, abuso sexual, extorsión y drogas: La gran cortina de los chaebols.

Cuarta razón: El 18 de marzo “Current Events Show: This Is Politics”, el cual es un programa de TV del canal de comunicación “Chosun” reportó que Seungri actualmente es sospechoso de borrar unas fotos en las que se le ve vestido con un uniforme de policía. Se cree que esta foto pueda estar relacionada con su vínculo con la policía y el vicio en sus procedimientos. Hasta ahora hemos conocido que la policía ha tomado parte de las actividades delictivas abusando de su poder para eximir responsabilidades o evadirlas. Hay tantas personas inmersas en el caso, políticos, empresarios, idols, funcionarios públicos, etc, que resulta imposible creer que se llegará realmente al fondo del asunto.

La corrupción y los sobornos son bastante comunes en Corea del Sur, así que hay muchas cosas que dejamos pasar o que sencillamente ignoramos porque las empresas o los mismos idols han sabido tratarlo. Un claro ejemplo fue lo ocurrido con Jonghoon de FT ISLAND. Puede que al final de todo algunos que hasta ahora han sido considerados culpables, resulten exentos de responsabilidad, pero, ¿qué tan confiados podemos estar de eso cuando hemos seguido el paso a paso del caso?

No soy nadie para decirles a quién deben y a quién no deben apoyar, pero en el caso de las mujeres –por lo menos– debería prevalecer el sentimiento de empatía y creer en lo que los materiales probatorios han mostrado. En un país donde el crimen hacía la mujer es desvalorizado, difícilmente se puede perseguir la verdadera justicia. Al final, la posición de poder de tu idol le puede otorgar la condición de inocente.

Esto no se trata de un grupo de detectives jugando a ensuciar idols, esto se ha convertido en la controversia más grande que ha enfrentado el entretenimiento coreano y en la exposición pública a un mal que los aqueja a diario: la cosificación de la mujer. Así que si crees que todo se resuelve con una simple denuncia oportuna, espero que el articulo te ayudara a entender que es mucho más complicado de lo que crees y que al final de esta historia, es posible que más de la mitad de estas mujeres no tenga justicia.

Leydi Botía

hanadultalk

Anuncios

Un comentario

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s