Thriller

El misterio tras el matrimonio desaparecido en Busan

En mayo de 2016, una pareja surcoreana que había contraído matrimonio en noviembre de 2015, desapareció en Busan seis meses después de la ceremonia, sin dejar rastros que permitieran a sus familiares conocer su paradero. En Corea del Sur es común que los padres de los recién casados visiten su hogar y les lleven algunos alimentos preparados en casa, razón por la que el padre de la novia intentó contactarlos, pero nunca obtuvo respuesta.

Para entender un poco más a partir de ahora, nos referiremos a la esposa como “Choi” y al esposo como “Chun”.

El padre de Choi decidió ir hasta el restaurante que su yerno administraba junto a un amigo, pero solo consiguió que le dijeran que Chun no había ido a trabajar desde el 28 de Mayo, haciendo que el hombre se preocupara aún más.

Choi era una actriz de teatro sobresaliente y responsable, así que cuando se ausentó de los ensayos, una compañera la llamó para conocer el motivo, pero fue su esposo quien respondió y le dijo que ella estaba enferma y que se ausentaría durante un tiempo. Ese mismo día le escribió a su compañero de trabajo en el restaurante y le dijo que no iría a trabajar por uno o dos meses.

El 30 de abril, Choi le envió un mensaje de texto a su jefe en el cual se disculpaba porque ella no se sentía en condiciones para presentarse en la obra, y que lamentaba los posibles daños causados, agregó además que no sabía cuándo podría regresar porque debido a su condición había sido admitida en un hospital. Al final del texto anotó que no podría responder ningún tipo de llamadas ni mensajes. Sin embargo, en cuanto su jefe leyó los mensajes supo que algo raro estaba pasando porque ella no se excusaría así, además que la forma en que estaban estructuradas las oraciones y cómo se dirigía a él, no parecía tratarse de ella. Así que el 31 de Mayo, el jefe de Choi intentó contactarla pero fue su esposo quien respondió, y basándose en su historial depresivo y que en el pasado intentó quitarse la vida, dijo que ella había tenido una sobredosis de medicamentos y que había sido internada en un hospital psiquiátrico. Más adelante se conocería que ella habría suspendido los medicamentos para la depresión en Marzo ya que estaba embarazada, y que ningún hospital había registrado su ingreso para esa fecha.

La investigación comenzó unos días después. El registro de la cámara del elevador mostró que Choi regresó a casa alrededor de las 10 p.m. del 27 de Mayo después de  hacer algunas compras en el supermercado; y Chun, regresó aproximadamente 5 horas después, a las 3 am. Ellos vivían en el piso 15, y cuando las investigaciones comenzaron, su automóvil todavía estaba estacionado en el garaje del apartamento y no se vio a la pareja ni al automóvil salir del apartamento. Hubo un total de 22 cámaras en todo el inmueble, dentro y fuera del edificio. La policía incluso investigó todos los videos de las cámaras de los autos (bastante populares en Corea) que estaban en el lugar, pero no consiguieron nada.

El 2 de Junio, el registro del teléfono celular mostró que Chun estaba en Busan entre las 9 am y 10 am, y que el teléfono celular de Choi estaba encendido en Seúl, cerca de donde viven los padres de Chun. De Seúl a Busan hay unas 202 millas, más o menos (324 km).

Dentro de su casa, faltaba la mitad de su ropa interior, ropa de verano, pasaportes y una computadora portátil. Las compras todavía estaban en la mesa del comedor, sin tocar. La ropa sucia, las sobras, la basura también estaban allí. Su perro que recientemente se había sometido a una cirugía todavía estaba dentro del apartamento, sin ser alimentado y con sus heces por todo el lugar. Choi era reconocida por cuidar muy bien de su perro, así que no explicaban que se haya ido voluntariamente dejando en esas condiciones al animal.

De la forma en que se viera la pareja era bastante tranquila, no tenían ninguna deuda y tenían pólizas de seguro promedio. Sus tarjetas de crédito, teléfonos celulares y registros de internet están suspendidas hasta la fecha. Los ahorros de alrededor de $27.000 won siguen en la cuenta, haciendo que el caso que giraba en torno al matrimonio fuera cada vez más inquietante.

Fue en septiembre de 2016, cuando una mujer de mediana edad le preguntó a una enfermera en el consultorio de un médico si podía obtener una receta para tratar la depresión de su nuera. Y cuando la enfermera buscó la información y encontró que esa persona estaba desaparecida, informó a la policía. Sin embargo, el padre de Chun declaró que la mujer no es la suegra de Choi (o su esposa), sino la hermana de su esposa. Cuando la policía le preguntó, ella dijo que solo quería averiguar si Choi recientemente había recogido su medicamento o no para encontrar una pista. Y la policía les creyó.

Curiosamente, los amigos de Chun dijeron que él tenía otro teléfono celular, incluso después del matrimonio, y lo usaba exclusivamente para hablar con su ex novia, Yoon. Chun tuvo un momento difícil después de romper con su ex, pero mantuvieron una relación amorosa, ya que la ruptura se debió principalmente al desacuerdo de ambas familias sobre el matrimonio. Razón por la que después de la ruptura, Yoon se casó con otro hombre y se divorció después de un breve periodo de 1 o 2 meses.  Unos años más tarde, Yoon se volvió a casar y se mudó a Noruega donde tendría una hija. Tristemente su hija falleció por razones desconocidas, así que en el período comprendido entre 2014 y 2015, ella comenzó a sufrir de los nervios y en medio de ello le envió un mensaje de texto a Chun en el que le decía que utilizaría la “técnica de la congelación” para revivir a su hija y lo culpaba constantemente de lo ocurrido y de su vida arruinada. No obstante el hermano de Yoon asegura que su hermana terminó esa relación en 2015, y que era él quien la amenazaba de muerte si no accedía a verlo.

Yoon, la ex novia de Chun, visitó Corea del Sur el 5 de Mayo y su esposo llegó una semana después el 14 de Mayo, justo antes de que la pareja desapareciera y se fueron inmediatamente después, dos semanas antes de su partida originalmente planeada (que sería el 20 de Junio). Ella solo usaba dinero en efectivo, y nunca contactó a un miembro de su familia o amigos que vivían en Corea. De hecho, ella pidió prestado a su madre unos $10.000 dólares en efectivo y le dijo que estaba realizando un viaje por África (nunca lo hizo). La policía contactó a la interpol y Yoon fue arrestada en noviembre de 2017. Le hicieron un interrogatorio y con lo poco que se sabe, ella es la principal sospechosa, pero hasta la fecha no se ha actualizado sobre nada.

Otra cosa extraña es que el padre de Chun fue quien presentó el informe de persona desaparecida y se mostró muy activo y apasionado por encontrar a los dos desde el principio, luego durante una entrevista televisiva, dijo “protegeré a mi hijo” y parecía desinteresado en encontrarlos. Para muchas personas, fue muy claro su cambio de actitud.

Hasta la fecha, se han conocido movimientos de Chun, pues era él quien respondía las llamadas y los mensajes de texto, pero nunca se ha conocido nada más sobre Choi, así que se asume que posiblemente esté muerta, y él sigue reportado como persona desaparecida. No se han hecho declaraciones sobre Yoon, ni el estado actual del juicio, y las investigaciones continúan, así que solo queda esperar para saber qué fue lo que realmente sucedió con Choi, quien al parecer resultó siendo una víctima entre el macabro juego de dos personas que no aprendieron a vivir sin la otra.

Leydi Botía Martínez

hanadultalk@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: