K-Pop Opinión

Fans del K-pop, necesitan calmarse

Cuando en un grupo de chat anunciaron que no se podía participar hasta que no hiciera stream del MV de un grupo pensé, con la nueva canción de Taylor Swift en la mente: necesitas calmarte. En otro llamaron a las fans flojas por no participar activamente de los proyectos o hacer stream masivo, y acabo de entrar a uno donde me han reclamado por no promocionar a mis favoritos en otros grupos. Poco a poco este tipo de publicaciones invaden mi inicio de Tumblr, lugar que consideraba libre de drama y estrés. Fans llorando (figurativamente, porque de un tweet no podría deducir que tantas lágrimas salen de sus ojos) porque sus padres no les consiguen un teléfono apropiado para descargar el nuevo videojuego de sus idols favoritos y no dejemos de lado a quienes dejan ver la peor parte de su personalidad cuando está en cuestión el título de Líder de algún fandom. Fans del K-pop: necesitan calmarse.

No voy a excluirme, porque yo sé que he hecho mucho (muchísimo) drama en mi “carrera” como fan del K-pop. Es que todo este mundo da lugar para que en algunas muchas ocasiones debamos afligir a nuestros teclados en nuestra batalla por defender a nuestros grupos favoritos o expresar nuestras opiniones. Pero con el pasar del tiempo he aprendido, a paso lento y refunfuñando, que a veces debemos tomarnos un respiro, cerrar nuestra sesión y decir: necesitas calmarte.

En internet nunca van a faltar a quienes llamamos haters porque siempre están gastando tiempo y esfuerzo en demeritar todo lo que hace nuestro grupo favorito y damn, a veces me pregunto cómo desde muy temprano tienen tanta energía. Los haters también son generalmente fans de alguien, a quienes tampoco les gusta que otro desacredite todo el trabajo que saben que sus favoritos hacen para lograr el éxito. Pero esa es su opinión y eso son las opiniones, puntos de vista de cada persona, no tienes que estar de acuerdo con ellas. Libertad de expresión le dicen. Ni siquiera los filósofos, juristas y teóricos del mundo se han puesto de acuerdo hasta qué punto debe llegar la libertar de expresión, así que las fans del K-pop tampoco lo haremos. Eso sí, por ahí me han dicho que obsesionarse y estresarse con algo no es divertido.

Es que seamos honestos, a veces sus comentarios son tan absurdos e innecesarios que me pregunto, ¿estás bien? “¿todo bien en casita?”, y sí, pueden pensar, qué odioso suena esto pero ¿me culpan? tuve que dejar twitter sólo por la cantidad de comentarios de odio hacia mi grupo favorito.

He visto cómo mientras disfrutamos un comeback de un grupo femenino otros prefieren darte cuatrocientas setenta y dos razones de por qué no gustan de los grupos femeninos. Suelo decir: para los gustos lo colores; no hay necesidad de ir a la cuenta de un fan a decirle por qué la canción de su grupo favorito no es buena. Noticias: a ese fan no le importa (o quizá sí, pero el punto es que a nadie le importa esa crítica destructiva). No hay necesidad de invadir una publicación de un grupo con comentarios de otros. La cantidad de comparaciones que hacen entre ciertos grupos es abrumadora. Mientras sus fans se pasan el tiempo odiándose entre sí, ellos están paseando felices y siendo mejores amigos. Entiendan que Jimin y Kai ya saben lo exitosos que ambos son.

Sin embargo, no debemos perder de vista que todos podemos llegar a ser haters si no dejamos de ser ruidosos acerca de lo que no nos gusta. A veces solo debemos dar un paso atrás, respirar y controlar las ganas que tenemos de gritar sobre lo que odiamos. Después de todo, ese odio no hará que su canción deje de reproducirse en tu cabeza.

Muchas veces no es de los haters de quienes debemos preocuparnos sino de los miembros de nuestro propio fandom. Largos hilos de twitter acerca de por qué un grupo debería dejar de promocionar tanto en Japón fueron parte del último drama formado por un fandom al que sigo. ¿Hola? TVXQ y SHINee los saludan. O las fans coreanas exigiendo a la empresa que cancelaran el tour mundial porque “grupo coreano, fans coreanas” y una discusión sobre la cantidad de supuestas cirugías plásticas que se han hecho los miembros. He visto a fans atacarse porque consideran que no están reproduciendo los vídeos en YouTube lo suficiente. A fans dejar el fandom porque han sentido que no son buenos fans y no pueden compararse a aquellos con el dinero suficiente para adquirir la mercancía oficial o comprar las múltiples versiones de un álbum. ¿Qué es eso de prácticamente obligar a los miembros de un fandom local a hacer reproducción masiva? ¿o pensar que porque tenemos un cargo en la organización de un fandom local o nacional nuestra palabra es más importante y valida que la de cualquier otro miembro?  Nadie debería tener que decidir en si estudiar para un examen, quedarse despierto para ver el nuevo vídeo musical porque todos lo harán, o gastar dinero que no tiene porque la presión convierte el comprar álbumes en una prioridad. Es genial ahorrar para adquirir algo de nuestro grupo favorito pero hay que ser conscientes de cuándo se pueden hacer esos gastos y cuando no. Hay muchos ejemplos que podría comentar pero es mejor resumir en que nuestros fandoms son los primeros que necesitan calmarse.

Todas estas situaciones en los espacios presenciales y virtuales de K-pop lo han llevado a un punto en que ya no es divertido. Y como dice una de mis mejores amigas, esto es algo divertido, es un hobby; no debería ser algo que te angustie y te haga sentir culpable acerca de que tanto apoyas a tu grupo favorito, que tanto participas en los streams o que tanto dinero aportas para las proyectos que se organizan.

El K-pop no debería ser una fuente de estrés o drama, sino de diversión para nuestras vidas. Muchos tenemos una relación tan estrecha con la Ola Coreana porque, aunque parezca exagerado desde el exterior, se ha vuelto una parte fundamental en nuestras vidas. Nuestros idols son una parte fundamental de nuestras vidas. Sin embargo, entre más lejos ha llegado el K-pop más complicado se ha vuelto disfrutarlo. Ahora hay más personas listas para lanzar sus argumentos de profesionales en las artes escénicas, otras estableciendo el estándar de cómo debemos ser fans, nosotros dejando nuestras energías en el teclado escribiendo ensayos como este sobre nuestras opiniones acerca de otros grupos y dejando de lado el gozar una canción sin pensar demasiado el mensaje, o la producción, o los intérpretes (Ya ‘Fancy’, sal de mi cabeza) porque insistimos tanto en probar un punto que muchas veces a otros fans simplemente no les interesa saber.

Es hora de que le digamos a aquellos que buscan arruinarnos la diversión y a nosotros mismos de vez en cuando: necesitas calmarte.

Italic: líneas de You Need To Calm Down de Taylor Swift.

Vanessa Periñan

Hanadultalk@gmail.com

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: