Sociedad Thriller

Corea del Sur exige la pena de muerte para Yu Jeong

A principios de Junio de 2019, una mujer de 36 años llamada Koh Yu Jeong, fue arrestada al ser sospechosa de asesinar a su ex esposo, de apellido Kang. Yu Jeong no permitía que Kang visitara a su hija después de divorciarse en 2017, de cierta forma lo castigaba por cómo habían terminado las cosas, así que él no había visto a su hija después del divorcio y la niña ya tenía seis años, por lo que él se vio obligado a presentar una solicitud formal ante un tribunal, y le autorizaron visitarla cada cierto tiempo en un lugar acordado por las partes.

El 27 de mayo de 2019 los padres del señor Kang, denunciaron la desaparición de su hijo de 36 años, del cual habían tenido noticias hasta el día 25 de Junio. Para esa fecha (25 de Junio) Kang y Koh acordaron que realizarían la visita en una pensión en Jeju. Así que Koh tomó un ferry desde el puerto de Wando en Jeolla del Sur el 18 de mayo para llegar a la isla turística. Las imágenes de CCTV mostraron que Koh, Kang y su hija ingresaron a una pensión el 25 de mayo, y al día siguiente, Koh fue vista saliendo del lugar solo con su hija.

El hermano menor de Kang presentó el primer informe en la división de patrullas del vecindario de Kang alrededor de las 6 de la tarde del 27 de mayo. Después del informe, la policía llamó a Koh, la última persona en ver al hombre desaparecido. En las primeras dos llamadas, Koh le dijo a la policía que se había encontrado con Kang alrededor de las 9 de la mañana del 25 de mayo en un parque temático en Seogwipo, en el sur de Jeju, se quedaron en una pensión en Jocheon al noreste de la isla, comieron juntos y luego se separaron por la noche. Más tarde, la policía volvió a hablar con Koh por teléfono y descubrió por su cuenta que mientras ella y Kang se habían retirado en autos separados a una tienda de comestibles en Jocheon, fueron juntos -en su automóvil- a la pensión.

La policía localizó el automóvil de Kang en el estacionamiento de la tienda de comestibles, buscó herramientas que pudieran haber sido utilizadas para suicidio o rastros de tales intentos, y no encontraron nada. Luego de inspeccionar el lugar del crimen y encontrar que posiblemente había ocurrido un homicidio (debido a la sangre), la policía allanó la vivienda de Yu Jeong al ser una sospechosa por la desaparición de su ex esposo, y la policía la arrestó al encontrar elementos que podían estar relacionados con el caso. Y una vez iniciado el juicio y de hallarla responsable, afirmó que estaba cortando una sandía cuando él trató de violarla, así que usó el cuchillo para defenderse, lo mató y posteriormente desmembró su cuerpo. La policía cree que su acto no fue en legítima defensa, sino que por el contrario todo fue premeditado, y que aprovechó la visita a la pensión para cometer el crimen.

Los oficiales creen que Koh drogó a Kang antes de asesinarlo para evitar tener que controlarlo físicamente. Ella tiene una contextura mucho más pequeña que la víctima. Mide 160 centímetros y pesa 50 kilogramos, mientras que su ex esposo tenía unos 180 centímetros de altura y 80 kilogramos. Los funcionarios forenses inicialmente no pudieron encontrar rastros de drogas de las manchas de sangre de Kang, debido a la poca cantidad de sangre encontrada en la pensión. Sin embargo, cuando la policía solicitó específicamente buscar drogas más a fondo, los funcionarios forenses encontraron zolpidem, que requiere una receta médica en Corea.

Koh le dijo a la policía que tenía un resfriado el mes pasado y el 17 de mayo un hospital del condado de Cheongwon, en el norte de Chungcheong, le recetó algunos medicamentos. Ella los compró cerca del hospital, pero actualmente se niega a decirle a la policía si lo consumió todo.

El día que la cámara captó a Yu Jeong saliendo de la pensión con su hija, la policía descubrió que la llevó a la casa de sus padres, y posteriormente regresó a la pensión. Alrededor del mediodía del 27 de mayo la vieron salir y cargar lo que parecía ser el cuerpo desmembrado de Kang en un automóvil. La policía cree que Koh asesinó a su ex esposo el 25 de mayo, el día en que ingresaron a la pensión. Si ese es el caso, la hija de Koh y Kang habría estado presente en el momento del asesinato. El 28 de mayo, alrededor de las 6:30 p.m., Koh compró 30 bolsas de plástico y un carrito para transportar cosas, en un supermercado en Jeju, dijo la policía. Koh supuestamente llenó las bolsas con las partes del cuerpo de Kang y las dejó dentro de su automóvil mientras conducía el vehículo en un ferry que se dirigía al puerto de Wando a las 8:30 p.m. de ese día. Las imágenes de CCTV del ferry mostraron a Koh arrojando bolsas de plástico al mar 7 minutos después de que el ferry saliera del puerto.

Koh le dijo a la policía que dejó algunas partes del cuerpo de Kang a un lado de la carretera en el condado de Wando, y algunas cerca de una casa en Gimpo, Gyeonggi, propiedad de su padre. El 5 de junio, cuatro días después de ser detenida, la policía recuperó partes de hueso que se cree que eran de Kang en una planta de reciclaje de desechos de Incheon, en el otro lado del país donde ocurrió el asesinato.

Más de 210,000 surcoreanos han firmado una petición en línea a favor de la pena de muerte para Koh Yu Jeong. El 7 de junio, se lanzó una petición en el sitio web de la presidencia de Corea del Sur, solicitando su ejecución: “Quiero una pena de muerte. Incluso la cadena perpetua sería indulgente para ella”, escribió en la petición un hermano de la víctima. “Espero que el tribunal demuestre que nuestro sistema de justicia funciona para las víctimas, no para los delincuentes”, agregó. “No he dormido toda la noche desde el incidente”, explicó. “Realmente no siento hambre. He buscado su cuerpo en tanques y bosques porque no podría soportarlo si no hiciera nada”.

El Korea Herald habló con los amigos y conocidos de Koh y compartieron lo que sabían sobre ella. Un hombre de apellido Kim, de 36 años, era el mejor amigo de Kang en su primer año de secundaria. Ambos se especializaron en educación en la misma universidad estatal en la isla de Jeju. Cuando se le preguntó qué tan cercano era  a la víctima, dijo que conocía a Kang y su familia “hasta exactamente cuántas cucharas y palillos hay en el armario de los Kang”. También conoce a Koh desde hace mucho tiempo, ya que ella y Kang comenzaron a salir cuando los dos tenían 26 años. “Fuimos de mochileros juntos a Japón durante unas dos semanas, Koh, mi amigo (Kang) y yo”, dijo. “Se conocieron a través de un club de servicio comunitario, del cual yo también era miembro”.

“Koh no era una psicópata, por lo que había visto”, dijo. “Si lo fuera, nunca se habrían casado, obviamente. Como novia, incluso diría que era dulce y cariñosa, como cualquier otra novia normal”. Kim dijo que la noticia de su divorcio fue una sorpresa. “Honestamente, nunca lo imaginé”. “Kang me dijo que había momentos en que Koh se ponía agresiva, incluso frente a la niña”, dijo. “Pero a él nunca le gustó hablar de cosas malas sobre ella porque era la madre de su hija”.

El hermano menor de Kang, que conoce a Koh desde sus años universitarios, dijo que “no conocía su verdadero rostro” hasta que ella comenzó a “mostrarla”.
“Una vez, mi madre vino a la corte para rogarle a Koh que nos dejara ver a la niña, y fue sorprendente cómo se comportó”, dijo. “Ella vio a mi hermano con nuestra madre y dijo: ‘¿Viniste con mamá? Aw. “El hermano de Kang dijo que Koh era “una mentirosa habitual”. “Pensamos que ella estaba criando al niño todo este tiempo”. Pero ella lo había enviado a sus padres, sin permitir que mi hermano tuviera acceso a ella todo el tiempo”, dijo.

Los Kang y Koh tenían anteriormente una historia amistosa. Kang, que tenía pasión por la escritura, ayudó a los niños de ambas familias a ganar concursos de escritura, según Kim.  Los hermanos Kang y Koh juntos ganaron un premio del gobierno en un concurso de escritura de guiones en toda la isla en 2009. Kang también escribió un guión que le valió a Koh, a su hermano y a él mismo un premio de una fundación cultural estatal en 2012.

El psicólogo criminal Lee Su Jeong le dijo a The Korea Herald que lo que se ha percibido como el engaño de Koh podría ser característico del trastorno límite de la personalidad. Pero Koh no es una psicópata, según su opinión. “La inestabilidad emocional es algo que no se ve en los psicópatas. Las personalidades límite carecen de autoestima y, a menudo, muestran tendencias impulsivas y autodestructivas hacia aquellas con las que tienen relaciones románticas, y en el caso de Koh, su ex esposo”.

Leydi Botía Martínez

HanaDulTalk@gmail.com

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s