Sociedad

¿Hay casos de Covid-19 en Corea del Norte?

Esta es la pregunta que se hacen varios expertos internacionales luego de que un representante de la Organización Mundial de la Salud (OMS) ante la República Popular Democrática de Corea, indicara a Reuters, que el país continúa probando el coronavirus y tiene más de 500 personas en cuarentena, pero aún no tenía casos confirmados. El líder norcoreano Kim Jong-Un pidió el pasado 11 de abril durante la reunión con el comité central del Partido de Trabajadores, medidas más estrictas para garantizar la seguridad de los ciudadanos frente al Covid-19.

Corea del Norte fue uno de los primeros países en tomar medidas en contra de la propagación del virus, decidiendo cerrar sus fronteras desde finales de enero para evitar contagios. Existe una prohibición de entrar y salir del país; el tráfico aéreo y ferroviario está suspendido y las escuelas y universidades cerradas. Mientras que los extranjeros, incluidos diplomáticos y personal del ejército, fueron sometidos a cuarentena obligatoria durante 30 días.

No obstante, aunque estas medidas fueron tempranas,  muchos periodistas y expertos internacionales ponen en duda que no hayan contagiados en el territorio, teniendo en cuenta que el virus empezó a expandirse desde dos meses antes en china, su principal fuente de ingreso de turismo (en torno a unos 350.000, el 95 % del total)  y comercial (95% de los intercambios comerciales de este país con el extranjero).

El 13 de marzo, el Gobierno informó a la OMS, que no habían registrado ningún caso de COVID-19, mientras que en China se registraban 80.000 infectados y Corea del Sur se acercaba a los 8.000, haciendo que todos se preguntaran ¿es esto posible? Muchos expertos aseguran, que ahora hay menos periodistas internacionales viviendo en la región, lo que hace más difícil que información confiable salga de las fronteras de Corea del Norte, además aseguran que al limitar aún más la movilización interna debido a la cuarentena, los hospitales se han vuelto inaccesibles, manteniendo el secretismo.

El debate aumentó debido a las sospechosas muertes de militares norcoreanos, por enfermedades respiratorias, que para muchos no se trata de algo diferente al COVID. El portal Dayly NK, que tiene su ubicación principal en Seúl, pero que cuenta con varios informantes de Corea del Norte, reportó el 9 de marzo que 180 soldados habían fallecido y se detectó que militares desinfectaron las zonas relacionadas, utilizando metanol. Días después el mismo portal aseguró que 11 presos de la prisión Chongori, habían fallecido por problemas respiratorios. La versión oficial de la causa de la muerte, fue debilidad inmunitaria de los pacientes. Posteriormente la cárcel también fue desinfectada.

Para la periodista estadounidense Jean Lee, consultada por el portal DW, lo preocupante de este caso es que Corea del Norte parece no estar preparado para tratar un virus de esta magnitud (como muchos otros países) , teniendo en cuenta la precariedad de sus sistema de salud y la desnutrición de un porcentaje de sus habitantes: “Una medida básica de protección es lavarse las manos con agua tibia y jabón. Bueno, ambas cosas escasean en Corea del Norte”.

La razón para, según muchos ocultar las verdaderas cifras de contagio, es porque los medios de comunicación norcoreanos han aprovechado la coyuntura para mostrar las grandes cifras de afectados a nivel mundial, especialmente las de Corea del sur, demostrando así la superioridad del régimen al mantener las cifras en cero.

Mientras se espera la confirmación del comportamiento del COVID en el país, el presidente estadounidense Donald Trump informó este 22 de abril en una conferencia de la Casa Blanca sobre el virus, que había recibido información del que el líder norcoreano se encontraba grave de salud, debido a una operación que se le tuvo que realizar de urgencia. Las especulaciones iniciaron luego de que Kim se saltara su visita anual al Palacio del Sol de Kumsusan en conmemoración del cumpleaños 108 de su fallecido abuelo y fundador del estado.

El mundo está atento una vez más a información que pueda salir de la enigmática Corea del Norte, preguntándose no solo por la salud de los habitantes de la región, sino además cómo el país sorteará la crisis económica debido al cierre de fronteras y a un posible debilitamiento de su mandatario.

Kevelyn Ravelo Sarabia

hanadultalk@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: