Semana de Asia

Panusaya: La desafiante de la monarquía y la esperanza de los jóvenes Tailandeses

Panusaya Sithijirawattanakul es el nombre de la joven estudiante universitaria que está liderando las actuales protestas que se están dando en Tailandia. Pero antes de contarles un poco sobre ella, contextualicemos la situación y veamos qué está reclamando la juventud tailandesa.

Las protestas iniciaron en el mes de Julio del presente año, convocadas por estudiantes que piden básicamente tres cosas: uno, que se disuelva el parlamento, dos, que se reescriba la constitución y tres, que las autoridades dejen de hostigar a quienes les critican. Esta es la mayor manifestación que se ha dado en Tailandia desde que el primer ministro Prayuth Chan-ocha asumiera el poder con un golpe de estado en el 2014. Ahora, los manifestantes piden que abandone el cargo. 

Dado que hay alta censura y represión, limitando la libertad de expresión de los ciudadanos, al punto de poder recibir cárcel entre 3 y 15 años si hablas mal de los reyes, los estudiantes se han ingeniado ciertas formas de protestar indirectamente, utilizando símbolos como ‘voldemort’ de Harry Potter, y el gesto de mano de tres dedos en referencia a la película ‘Los Juegos del Hambre’. 

Las protestas no han cesado, y los jóvenes no descansarán hasta que sean escuchados.

¿Quién es Panusaya?

Panusaya es el nombre de una de las manifestantes que está liderando la revolución contra la dictadura en su país. Con apenas 22 años, en el mes de agosto, en frente de miles de personas, se subió a una tarima y leyó un manifiesto que exigía a la monarquía regirse bajo las mismas leyes de todos. “Todos los humanos tenemos sangre roja. No somos distintos. Nadie en este mundo nace con sangre azul. Algunos nacen con más fortuna que otros, pero nadie nace más noble que otro”. Fueron unas de las palabras que emitió Panusaya.

Rung, como le gusta que la llamen, le contó a la BBC como su vida no sería la misma luego de involucrarse en las manifestaciones, y que como todos, tenía temor de las consecuencias de sus actos. Desde pequeña se interesó por la política y siempre se cuestionó la posición de la monarquía en Tailandia. La estudiante cuenta cómo una vez funcionarios del gobierno tocaron la puerta de su casa para decirles que salieran y se sentaran en los andenes a ver pasar la caravana de los reyes y lo primero que ella se preguntó fue “¿por qué en un día tan caluroso tengo que salir a la calle a ver pasar una caravana?” y decidió que no iba a salir. Tal vez aún siendo niña, no tenía idea de la magnitud que tenía esa reflexión, sin embargo esta era el augurio del futuro que le esperaba. 

Su arresto

Créditos de la imagen: Nation Thailand

Luego de leer el manifiesto públicamente, Panusaya se sintió monitoreada. Todos sus movimientos eran vigilados por las autoridades, día y noche. Tanto en el campus universitario como en el dormitorio. Así fue como en la mañana del día jueves 15 de octubre fue detenida en el hotel donde estaba hospedada, sacada en silla de ruedas pues aunque podía caminar, se negó a hacerlo. Su dramático arresto fue motivo para la manifestación de protesta más grande que ha visto el país desde el pasado mes de julio. Mientras se llevaban a Rung, enjambres de policías antidisturbios despejaban a sus compañeros manifestantes de las calles de Bangkok.

Rung ahora enfrenta cargos por sedición y reunión y manifestación ilícita y se encuentra bajo arresto en la Institución correccional central para mujeres en el distrito de Chatuchak de Bangkok. Los abogados de derechos humanos en Tailandia reportaron el estado de bienestar de la estudiante en una publicación en Facebook. Ella fue vista con cabello corto y negro, que es diferente de su habitual cabello largo y rubio teñido. Llevaba una máscara facial de tela azul y un protector facial, así como el atuendo marrón de los prisioneros. Panusaya dijo que esta celda de detención estaba aún más abarrotada que la celda de la prisión de Thanya Buri en Pathum Thani, donde había estado detenida anteriormente, la mantienen con otras 48 reclusas en la celda de cuarentena y ha dicho que algunas reclusas la han reconocido y se han acercado a saludarla. 

“Estoy viva y en buen estado”, fue el mensaje que envió Panusaya a todos los protestantes, “mi ideología siempre estará con ustedes, aunque mi cuerpo esté atrapado aquí en la cárcel. Me gustaría enviar mis mejores deseos a todos los que todavía luchan contra la dictadura y el feudalismo”.

Todavía es incierto lo que acontecerá de ahora en adelante, pero la juventud tailandesa mantiene la esperanza de que los presos políticos queden en libertad y que sus peticiones sean escuchadas y tomadas en cuenta. Definitivamente no es algo que ocurrirá de la noche a la mañana, se necesitará de mucha perseverancia para no desistir y hasta entonces, todo el mundo estará pendiente de ver la victoria del pueblo Tailandés. 

María Beau.

hanadultalk@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: