Manhwa Opinión

¿Limitar el arte? Controversias en la industria de los webtoons

Durante la última década las discusiones sobre si el arte debe ser o no limitado en miras de evitar la discriminación o normalización de algunos delitos, han surgido en distintos escenarios. En los últimos meses el debate en Corea se avivó luego de que varios artistas de webtoons publicaran controversiales viñetas con abuso, secuestro y misoginia. Es por eso que quiero que hoy nos preguntemos, si es necesario limitar el arte.

Los webtoons gozan de gran popularidad no solo en Corea del Sur, si no en los países donde Hallyu tiene fuerza, por lo que no es de extrañar que las plataformas de distribución como Naver, sean las principales defensoras antes las críticas, ya que este contenido le genera una gran cantidad de tráfico.

El 9 de septiembre fue publicado el episodio 247 de “Hellper 2 – Killberos” serie del artista SSAK, que se publica en Naver desde el 2011. En este episodio se retrataron varias escenas abusivas, donde una anciana es secuestrada, atada desnuda y torturada; además, se muestra a algunos personajes masculinos discutiendo distintas formas de violar a menores y una escena donde una estudiante de segundaria es acosada sexualmente.

En un país donde las mujeres se enfrentan a problemáticas como el molka, donde son grabadas secretamente en baños públicos, cambiadores o escaleras y donde el machismo aún está impregnado en la sociedad, normalizar este tipo de comportamiento a través de comics puede llegar a aumentar la misoginia.

En agosto algunos activistas salieron a las calles a protestar contra Naver y algunos artistas webtoons, ¿el detonante? el lenguaje misógino utilizado por  Kian84 en su obra “Bokhak Wang”. Sin embargo, en este momento no existen leyes en Corea que controlen el contenido de los comics en línea, por lo que la presión se ha ejercido principalmente a través de redes sociales. El hashtag que se traduce como “detener la misoginia en los webtoons” se hizo viral en Twitter.

A medida que las críticas continuaron, SSAK y Naver publicaron declaraciones disculpándose:

“Como alguien que ama los cómics me esforcé para expandir los límites de expresión, pensando que el rango de expresiones en el medio es mucho más limitado que otro contenido. Pero terminó creando una reacción negativa, así que me disculpo con los escritores y los amantes de los webtoons”.

SSAK

“Nos disculpamos por no manejar debidamente el nivel de expresión en los comics. Creamos preocupaciones debido a las expresiones sensacionalistas en la obra”.

Comunicado de Naver.

Por otro lado escritores de comics famosos como Joo Ho-min, opinó:

“La censura fue realizada por el gobierno en el pasado. Pero ahora la llevan a cabo ciudadanos y lectores coreanos, lo cual es muy problemático porque significa que es la era de la ‘dictadura de ciudadanos coreanos'”

Sin embargo tuvo que salir a disculparse luego de las críticas. Por otro lado la asociación de webtoons emitió una declaración en el mes de agosto en referencia a Kian84:

 “Creemos que las llamadas de algunas organizaciones para detener la publicación del trabajo de Kian84 podrían convertirse en el comienzo de la censura…. No estamos de acuerdo con la idea de que ciertas ideologías establezcan límites en creatividad y eliminación de obras existentes “.

Ahora, ¿cuál es el límite del arte, se debe censurar? La postura frente a esta pregunta varía según la moral de cada individuo y la opinión de quienes tienen el poder según el cambio de era, o esto es lo que argumentan algunos artistas. Según ellos, la misión del arte es apelar a las emociones, ya sean positivas y negativas y es justo a través de esta forma de expresión que los seres humanos podemos plasmar la belleza, la realidad, pero también nuestros más profundos miedos y oscuridad, limitarlo sería destruir el sentido mismo de este.

Para los principales críticos, más que una censura, es apelar a la ética del artista y a su consciencia sobre el impacto que su arte puede tener en la sociedad que día a día aún lucha contra flagelos como la misoginia, la violación, pedofilia y el acoso.

En mi opinión la forma en que retratamos problemáticas que aún dejan miles de víctimas de forma tan natural y sin ningún juicio moral, puede dañar la percepción que tenemos acerca de estos temas. Lo que aceptamos como correcto o no, es un asunto personal, pero no podemos ser indiferentes al dolor y sufrimiento de ciertos sectores de la sociedad. Sin embargo, creo que el hecho de que estas obras existan, generando reflexión y debate, puede ser beneficioso para el activismo.

Kevelyn Ravelo Sarabia

hanadultalk@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: