Sociedad

La Élite de Papel: el grupo de WeChat que logró engañar a muchos acaudalados

Sólo le tomó 2 semanas a la bloggera de Weibo, Li Zhonger, compilar un caso que sería tendencia en Weibo con 1 billón de visitas a pocos días después de su publicación. Li sacó a la luz, la verdad detrás del grupo de chat de Weibo  “Young/Fashion/Money”, el cual tenía un costo de 75 dólares por membresía de ingreso y requisitos como el de demostrar que tenías ahorrado en tu cuenta bancaria como mínimo 15,000 dólares; algo que le fue fácil a la bloguera falsificar y me imagino que así a muchas más en el chat, que según su publicación, parecía más un chat de Pindoudou (Groupon en China).

La descripción del grupo hablaba de un chat donde podrías conversar sobre marcas de alta costura como lo son Hermès, Dior y Louis Vuitton, además de reuniones para tomar té en lugares accesibles para pocos, pero lo que se encontró la dueña de la publicación luego de dos semanas en él, fue un gran sistema de apariencias basadas en dividir costos.

Desde habitaciones en los hoteles más costosos del mundo, ubicados en Shanghai, hasta prestarse pantys Gucci, las participantes las cuales eran cientos, dividían los precios de los lujos para mostrar una vida muy diferente a la que realmente tenían, en las redes sociales. Compartían el precio de una tarde de té en el Ritz-Carlton de Shanghai entre seis personas, donde cada una salía a aproximadamente 12.5 dólares y lo que era una ocasión para dos personas, se volvía una sesión de fotos para seis, quienes se prometían no tocar los canapés y el té para no dañar el opulento set.

Así también, llegaban a compartir un cuarto entre mínimo 40 personas en Bvlgari Shanghai, el cual solo se encuentra en 4 de las ciudades más acaudaladas en el mundo. Aquí por 18 dólares, subían a la locación, tomaban una foto y la compartían a sus redes sociales.

Los extremos no acababan allí, llegando a rentar un Ferrari por un día para tomar una foto, o un bolso de marca para pasarlo entre varias personas y lucirlo con un prospecto millonario. Algunas incluso llegaron a compartir unas pantys Gucci de segunda para lucir a sus pretendientes. Shanghai es una de las ciudades de mayores promesas financieras, con personas que pueden pagar lujos como otras que  no. La presión social de conseguir un buen marido, un trabajo estable y tener un seguro asegurado ha hecho que personas lleguen a hacer cosas absurdas por, cómo dicen en China, guardar apariencias.

Heidi Morales Toro

hanadultalk@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: