Sociedad

Intercambio de cadáveres en China: El atroz acto por un funeral tradicional

El 1 de marzo de 2017 en China, un encargado de transportar cuerpos al horno de cremación, mató a un hombre a  cambio de dinero, ¿la razón? Una elección al azar para hacer un intercambio de cuerpos y que una familia pudiera realizar a su pariente un funeral tradicional, el cual está prohibido en su región.

El hombre persuadió a su víctima de 40 años y con síndrome de down mientras sacaba la basura a la calle, lo convenció de subir a su auto para luego darle tanto alcohol como fuera posible, hasta el punto de quedar inconsciente (la intoxicación por alcohol es causada por el consumo de grandes cantidades de alcohol en poco tiempo). Luego puso el cuerpo inconsciente en un ataúd y se lo entregó a la familia, que procedió a cremar el cuerpo y a enterrar el de su familiar. Las autoridades no precisan si al momento de cremar el cuerpo, la víctima aún estaba con vida.

Aunque fue reportado como desaparecido, lastimosamente a la policía le tomó dos años saber lo que había pasado. El homicida fue identificado con el apellido Huang y confesó haber recibió dinero de parte de una familia que quería un cuerpo masculino para cremarlo y hacerlo pasar por el cuerpo de su familiar fallecido, para así,  enterrar clandestinamente a su pariente, ya que antes de morir de cáncer, este hombre pidió ser enterrado de forma tradicional.

Los entierros en China suelen ser extravagantes, porque se cree que de esta forma el alma de quien ha fallecido,  descansará en paz, ya que es una forma de honrar su memoria. Sin embargo, China ha estado  realizando campañas para que la gente se abstenga de enterrar a sus seres queridos fallecidos, y de hecho, en algunas regiones existe prohibición absoluta de los entierros.

Esto tiene como intención cuidar la tierra y mermar las ceremonias fúnebres extravagantes. Según un reglamento de 1997, las regiones densamente pobladas con relativamente poca tierra y transporte conveniente, deben practicar la cremación. En cuanto a las regiones que no cumplen con esto, sí pueden realizar entierros.

El intercambio de cadáveres no es algo extraño en China, y suele ocurrir principalmente en áreas rurales donde las personas se arraigan más a la idea de tener un entierro tradicional y rechazan la cremación.

Ahora, la familia vive en la ciudad de Shanwei en la provincia de Guangdong, donde el gobierno exige que todos los cadáveres sean incinerados. Sin embargo, la familia confesó que ellos esperaban que Huang hurtara otro cadáver, nunca pensaron que por el contrario, Huang mataría a alguien para cumplir con el trato.

En septiembre de 2020, Huang recibió una sentencia de muerte suspendida, contra la que apeló. Pero el Tribunal Popular Superior de Guangdong rechazó la apelación en diciembre de 2020 y confirmó la sentencia de muerte suspendida. Con esto se refieren a que si no reincide después de dos años, la pena será conmutada por la de cadena perpetua.

La familia que contrató a Huang fue declarada culpable de “insultar a un cadáver”, pero no se les impuso una pena de prisión. No está claro si en su lugar tuvieron que pagar una multa.

Leydi Botía

Hanadultalk@gmail.com

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: