K-Pop

El lado siniestro del k-pop: abuso a integrantes del grupo The East Light, un resumen completo.

Por: Alma Alcántara López

La ola coreana, mejor conocida como Hallyu, se ha consolidado como uno de los fenómenos mundiales más impresionantes de los últimos años, convirtiéndose en una de las industrias más fructíferas que revolucionó el mundo del entretenimiento. Sin embargo, las cosas no son simplemente de color rosa. En una industria tan masiva existe de todo un poco, por ello el día de hoy nos adentraremos en uno de los episodios más oscuros del mundo del k-pop, una historia que tristemente no es la primera, y dudo sea la última.

The East Light (더 이스트라이트) fue una banda surcoreana formada en 2015 bajo la empresa Media Line Entertainment, y debutó oficialmente el 3 de noviembre de 2016 con su sencillo “Holla”. Originalmente consistía de 6 integrantes: WooJin, JunWook, SaGang, SeungHyun, SeokCheol y Eunsung de entre 13 y 16 años (al momento de su debut).

Durante los 2 años siguientes todo fue relativamente normal, en 2017 regresaron con su segundo sencillo “You’re my love” y su primer mini álbum titulado “Six sensse”. Para 2018 lanzaron su tercer single “Real Man”, un single especial con temática de San Valentín, un cuarto single (“Are you Okay”) y su segundo mini álbum “Love Flutters”.

Pero el 18 de octubre de ese mismo año saldría a la luz algo que cambiaría por completo la trayectoria de la banda y helaría a toda la industria. El medio coreano de noticias Xportsnews reportó que los miembros habían sido abusados verbal y físicamente por el CEO Kim Chang Hwan y por un productor “A” desde el 2015. Según el medio, una fuente declaró que “A” había golpeado en repetidas ocasiones a los chicos con un bate de beisbol, un micrófono de metal y más, además que enrollaba una cuerda de guitarra alrededor del cuello de uno de los miembros y cada que cometía un error tiraba de ella. Si los integrantes del grupo se quejaban, eran amenazados diciendo que los matarían. El CEO no solo permitió estos abusos, sino que también participó, maldiciendo y amenazando a la banda. La fuente también compartió: “Uno de los miembros ha recibido incluso tratamiento por dolores físicos y psicológicos debido a los abusos físicos y verbales. Al parecer, algunos de los miembros han designado un abogado y se están preparando para emprender acciones legales.”

Más tarde aquel día, Media Line Entertainment lanzaría un comunicado de prensa que decía:

“Hola. Esta es la agencia Media Line Entertainment de The East Light. En primer lugar, queremos pedir disculpas por la lamentable situación que se ha producido.

Fue hace aproximadamente un año y cuatro meses que nos dimos cuenta de los actos de abuso físico del productor ejecutivo de The East Light hacia el grupo durante sus entrenamientos y clases. Posteriormente, hablamos con los padres de los miembros para resolver la situación, y prometimos que tales actos no volverían a producirse.

Desde entonces no ha habido incidentes de este tipo y The East Light se ha promocionado activamente. Sin embargo, las desavenencias emocionales entre algunos de los miembros y

el productor se han agravado, lo que creemos que ha conducido a la situación actual. El productor en cuestión ha asumido toda la responsabilidad por sus acciones erróneas y ha presentado su renuncia, que hemos aceptado.

En cuanto a los informes que se han hecho hoy sobre el director general Kim Chang Hwan, él ha vigilado afectuosamente a los miembros desde que eran aprendices muy jóvenes durante los últimos cuatro años, y aunque los ha disciplinado a veces como lo haría un padre, nunca ha instigado ningún acto de violencia. Sin embargo, le duele saber que no ha sido tan atento como debería haber sido con los miembros.

Trabajaremos duro para encontrar la mejor solución para los miembros afectados y para las futuras actividades de The East Light. Una vez más, expresamos nuestras más profundas disculpas”

Un día después, el 19 de octubre, el líder de la banda SeokCheol ofreció una rueda de prensa junto con su abogado para aclarar la situación del grupo y compartir su experiencia, donde mencionó: “Como líder de The East Light y como uno de los artistas de K-pop que lideran la cultura coreana, no podía tolerar por más tiempo el dolor por el que estaban pasando nuestros miembros. Decidimos celebrar una conferencia de prensa con la esperanza de eliminar el abuso infantil y la violación de los derechos humanos en la industria del K-pop.

De 2015 a 2017, el productor nos hizo tirarnos al suelo en repetidas ocasiones mientras nos golpeaba las nalgas con bates de béisbol y barras de hierro en la sala de ensayo o en el estudio de grabación. Incluso nos amenazó con matarnos si alguna vez se lo contábamos a nuestros padres.

Mi hermano (SeungHyun) estaba encerrado en el estudio de grabación y el productor le golpeó muchas veces en la cabeza, los muslos, los brazos y las nalgas. Su cabeza tenía heridas y moratones sangrientos. Ha quedado traumatizado después de todas las amenazas y la violencia, y actualmente está recibiendo tratamiento de psicoterapia”.

Los hermanos SeokCheol y SeungHyun fueron obligados a dejar el grupo, ya que se quejaron con el CEO debido al regreso del productor “A” a la empresa y decidieron tomar acciones legales en contra de ambos. El 22 de octubre los hermanos Lee presentaban la denuncia formal contra el productor Moon Young Il (“A”). El mismo día Media Line Entertainment confirmaba que los contratos de los miembros restantes (JunWook, WooJin, EunSung, SaGang) se terminaban, disolviendo la agrupación.

Chang Hwan, CEO de la compañía, lanzó un comunicado de prensa donde declaraba que sentía una profunda pena por la situación ocurrida, admitía saber sobre los abusos, pero negaba rotundamente su participación en ello: “He trabajado con muchos artistas en los últimos 30 años de mi carrera, nunca he incitado a la violencia, y aunque ha habido ocasiones en las que he enseñado o amonestado a los miembros, afirmo una vez más que nunca he cometido abusos verbales o agresiones”.

Después de esto, JTBC mediante el show “News room” preparó un segmento donde mostraban imágenes de moretones en brazos y piernas de los chicos, además de un miembro con sangre en su cabeza, pruebas del infierno por el que pasó The East Light.

En octubre 26 los hermanos, junto con su padre y su abogado, visitaron la estación de policía donde declararían para el desarrollo de la investigación. A las 2 pm de aquel día Media Line Entertainment llevo a cabo una conferencia de prensa, en ella estuvieron Chang Hwan (CEO), Jung Hyun (presidente de la agencia), y SaGang junto a EunSung. En dicha conferencia, estos dos últimos exmiembros de la agrupación negaban las acusaciones y defendían al productor y CEO diciendo que ellos los habían cuidado y solo deseaban lo mejor para la agrupación. Admitían que habían recibido castigos físicos, pero no los que SeokCheol y SeungHyun declaraban. Comentaron que sentían tristeza ya que los reportes (hechos por los Lee) eran distintos a lo que de verdad había sucedido y que no se identificaban con lo que SeokCheol había proclamado. El 2 de diciembre los hermanos visitaron la Fiscalía Central de Seúl donde negaron haber mentido y se mantuvieron firmes a sus declaraciones previas.

En enero 8 del 2019 el director general de Media Line Entertainment, Chang Hwan, fue inculpado sin detención por cargos de abuso de menores y ayuda al abuso de acuerdo con la Ley de Bienestar Infantil.

El 4 de marzo se celebró un primer juicio en el Tribunal del Distrito Central de Seúl contra el productor Moon Young Il (acusado violencia crónica y especial en al menos 31 ocasiones), el director general Chang Hwan (abuso de menores y ayuda al abuso) y el presidente Lee Jung Hyun (violación de la Ley de Bienestar Infantil).

Moon Young Il admitió todos los cargos. Por su parte Chang Hwan y Lee Jung Hyun, negaron las acusaciones, en cambio, declararon que habían protegido a las víctimas. El 19 de abril una segunda audiencia se llevó a cabo donde EunSung sería interrogado como testigo, pero nunca se presentó.

El 5 de julio se sentenciaba a Moon Young Il a dos años de prisión y 80 horas de participación en un programa educacional sobre abuso infantil y a Chang Hwan a 8 meses en prisión y una participación de 40 horas en el mismo programa. Chang Hwan apelo a esta sentencia y comentó a los medios: “Es sólo un error de Moon Young Il, así que por favor reconozca cómo me siento por haber sido acusado erróneamente”. Moon solo comentó: “Todo lo que puedo decir es que lo siento. Siento una culpa infinita ya que parece que mis acciones causaron daño a sus futuros”.

Finalmente, el 20 de diciembre de 2019 el Tribunal del Distrito Central de Seúl, a cargo del juez jefe Lee Kwan Yong declaró la sentencia definitiva: para Chang Hwan, ocho meses de prisión, dos años de libertad condicional y 40 horas de participación en el curso ya mencionado, por complicidad en el abuso de menores; para Moon Young Il, un año y cuatro meses de prisión y 80 horas del curso.

Fue de esta forma como el episodio traumático de estos 6 chicos que solo perseguían sus sueños terminó. Cabe recalcar que esta investigación no busca generar ningún tipo de morbo,

lo que se intenta es ahondar en la realidad de muchos chicos y chicas en busca de la fama y producir consciencia sobre el difícil camino hacia el éxito. En verdad deseo que este tipo de abuso se detenga completamente, no solo en el k-pop, sino en todo el mundo del entretenimiento. Los invitamos a apoyar a los integrantes en sus actividades individuales.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: