Sociedad

Pies de loto: una práctica dolorosa que aseguraba un buen futuro para la mujer

Por: Yola. O

¿Has escuchado que para ser bellas hay que ver estrellas? Pues esta era una gran verdad en la China antigua, en la que fracturar los dedos de los pies, arrancar las uñas, vendar los pies para que los dedos quedaran debajo de la planta, era sinónimo de belleza. En esto consistía la dolorosa práctica llamada “pies de loto”.

Esta práctica se originó en la dinastía Tang, aparentemente porque una concubina del emperador hacía bailes en forma de loto y decidió darle a sus pies la misma forma. Las damas de la alta sociedad empezaron a imitar su conducta hasta hacerla una práctica ejercida por toda la sociedad, sobre todo aquellos que podían pagar por vendajes y tratamientos.

Una mujer con pies de loto no podía caminar bien, ¿imaginas una mujer de 20 años con el pie deforme y del tamaño de los pies de una niña de 6 años? Este andar torpe al parecer creaba un aura inocente y necesitada de ayuda, lo cual resultaba atractivo. Además era una cuestión de estatus porque dichas mujeres no podían ejercer ninguna actividad del campo o servicio dada su condición física.

Como decía al inicio de este artículo, la práctica consistía en que a la edad de 6 años, los dedos de los pies eran fracturados y por medio de vendaje llevados bajo la planta de los pies. Al inicio, esto lo realizaban las mujeres adultas pero era mucho más doloroso a una avanzada edad, entonces las familias decidieron hacerlo cuando la mujer era niña y su pie aún era pequeño para que la forma fuera más atractiva.

Aunque en ningún lugar pude encontrar evidencia de muertes por esta práctica, imaginarás que algunas niñas podrían sufrir otras afecciones mientras se recuperaban de este trauma físico, las fracturas tardan en sanar, generan mucho dolor. Si les arrancaban las uñas, estas heridas podían infectarse y aunque China es conocida por sus tradiciones medicinales, no existía una tecnología muy avanzada para tratar con infecciones graves.

¿Crees que eres ajena a esta situación y que los chinos estaban locos? ¿Cuántas veces te has matado de hambre, has forzado tu cuerpo más de lo que debes en un gimnasio, cuántas veces te has hecho masajes dolorosos para adelgazar? ¿Te has sometido a cirugías para corregir cosas en tu cuerpo que realmente no generaban afecciones para tu salud? ¿Has tomado bebidas de sabores insoportables para bajar unos kilos? Bien, quizás hayas descubierto que la práctica aunque de diferente forma, sigue vigente.

En China la excusa de los pies de loto era darles a las hijas de la familia, la oportunidad de casarse con un noble o un hombre de buena reputación y familia. De que su esposo disfrutara más de las relaciones íntimas porque al parecer esto ejercía un efecto sobre las paredes de la vagina. La mujer durante toda la historia ha tenido que luchar y sufrir por ser alguien “digno” para la sociedad.

Meng Jin Chen, relata en un artículo llamado “herederas del confucianismo: la mujer china” lo siguiente: “lo que solían buscar los padres de la niña era lograr cierta movilidad social ascendente vendándole los pies cuanto antes a su hija para demostrar un buen estatus de la familia. Aunque se podían vendar los pies desde los nueve años, cuanto antes lo hicieran, más pequeños quedarían y más cerca estarían de cumplir con el ideal de la flor de loto. El diminuto tamaño de los pies de una mujer no solo revestía un fuerte componente erótico; también se convertía en el mejor argumento de la medianera para convencer a la familia del marido de que la mujer provenía de una buena familia, ya que solamente estas se podían permitir vendarle los pies a su hija a la edad más temprana posible al no necesitar su ayuda en tareas que requieren facultades físicas, algo imposible para una mujer que ni siquiera podría mantenerse en equilibrio”.

Ser mujer en la sociedad tradicional china implicaba estar al servicio de los hombres de la familia y de una sociedad dirigida principalmente por ellos. Aunque nos parezca increíble, es muy probable que muchas mujeres al crecer creyeran que lo mejor que les pudo pasar fue que sus padres las hicieran sufrir de niñas. Si no te casabas, algo raro debía haber en ti, de allí el esfuerzo sobrenatural por seguir los estándares sociales y así lograr, lo que creían, era la mayor hazaña de una mujer.

La buena noticia es que en 1912 con la República China, esta práctica fue abolida por completo, aunque eso no significaba que todos la dejaran de practicar inmediatamente. Muchos insistieron en seguir creando los “pies de loto” en sus hijas, pero poco a poco esta dolorosa pesadilla dejó de existir. Sin embargo, en China, así como en todo el mundo, continúan en aumento las cirugías plásticas para darle cierta forma al cuerpo femenino y agradar al sexo opuesto, y ni hablar de las infinitas marcas de cremas que prometen aclarar tu tono de piel para ser más y más blanca.

En realidad, no ha cambiado mucho la situación, sólo que nuevamente es aceptada por gran parte de la sociedad y también genera estatus social porque, en teoría, no todos tienen el recurso para someterse a costosas cirugías o tratamientos de belleza efectivos.

Espero que las únicas estrellas que debas ver para sentirte bella sean las de la noche mientras respiras profundo y agradeces por lo que tienes y no por lo que otros creen que te falta.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: