Cine/TV

Ella viene de los Ángeles: La maternidad y la economía del cuidado

“Lo que llamas amor es trabajo no pago” 
  • Nombre: Ella viene de los angeles/ American girl/美國女孩
  • Directora: Feng-I Fiona Rían
  • País de origen: Taiwán
  • Año: 2021
  • Duración: 1 h 41 min
  • Reparto: Caitlin Fang, Winnie Shih-Ying Chang, Kaiser Chuang, Kimi Hsia, Huang Teng-Hui, Karena Kar-Yan Lam, Audrey Lin, Bowie Tsang 
  • Premios: Golden Horse Awards (2021) categorías: Mejor nueva dirección, Mejor fotografía, Mejor actuación revelación, FIPRESCI, Premio a elección del público 

¿Cuántas veces nos hemos cuestionado el papel que tiene la madre en la sociedad? Si bien este no es el argumento principal de la película, en está se ejemplifica una “dinámica familiar moderna” entregándonos el escenario oportuno para analizar un poco la socialización de las mujeres y madres.

La trama en general se enfoca en los procesos internos de la hija mayor en relación a los acontecimientos recientes en su vida, así como el duelo debido al deterioro de salud de su madre, quien a pesar de padecer de cáncer de mama, no deja de anteponer las necesidades físicas y emocionales de su familia sobre las suyas, enfrentándose sola a su tratamiento de quimioterapia y a todos los efectos psicológicos que este genera, tales como cambios de ánimo, autoestima y autoconcepto. 

Sintetizaré todo en 2 puntos clave que (tal vez) permitirán comprender de una manera distinta tanto el papel de la madre en la película, como de las mismas en la vida real.

Nota: Las viñetas indican referencias a la cinta 

  1. Las madres como sujetos con identidad propia: Parece que la mujer al ser madre se transforma automáticamente en un ser que vive en función de otros, en este caso su esposo y sus dos hijas; teniendo constantemente que hacer sacrificios en el ámbito profesional, socio afectivo, económico, físico y espiritual. Por lo que es indispensable reconocerlas como personas con expectativas personales disociables de su familia 
  • Nunca se toman el tiempo de escuchar lo que la mamá siente, sus emociones no son validadas, le recriminan cada vez que quiere hablar de su enfermedad.
  • La preocupación de la madre por su muerte viene del miedo de no saber qué hará su familia sin ella, el padre no conoce lo suficiente a sus hijas como se evidenció en la comida que le preparó a la niña menor agregándole un ingrediente que ella odia (salsa de tomate). 
  • Sigue desempeñando los labores del hogar, llegando a vomitar en el lavaplatos mientras cocina aún así no se permite descansar.
  • No menciona ningún deseo propio, únicamente un apartamento que permita el aumento en la calidad de vida familiar. 
  • La única vez que se expresa libremente es con otra mujer que parece ser la única que se sienta a escuchar y empatizar con su situación (mi escena favorita, a mi parecer llena de tintes de sororidad). 
  •  Es cristiana pero no parece tener tiempo para desarrollarse espiritualmente como le gustaría.
  1. Economía del cuidado: Busca otorgar una contribución económico por las actividades del hogar que propician un ambiente de bienestar para todos los miembros (comúnmente realizadas por mujeres)  cómo trabajos que requieren de tiempo y esfuerzo. Durante mi exploración me encontré con algunos comentarios sobre el filme resaltando que era el hombre el único que trabajaba pasando por alto la ocupación de la madre, simplemente por no contribuir monetariamente. Por lo que encuentro necesario recordar la relación directamente proporcional entre el trabajo doméstico y el sostenimiento del sistema capitalista ¿Cómo es esto posible? Debido a que el cuidado del individuo es fundamental para mantener seres útiles en la producción mercantil. 
  • La madre se encarga de la crianza y mantenimiento de la casa para que el padre pueda salir a trabajar.
  • Cuando la hija menor es llevada a cuarentena, la madre no puede atenderla; su estado de salud le impide estar en el hospital (Zona riesgosa por la epidemia de SARS) la hermana del papá toma el oficio (se relegan los cuidados entre mujeres).

 

La acogida de esta película demuestra lo normalizado que está el hecho de que las madres renuncien a todo por sus hijos, recordemos que no hay solo una manera correcta de ser ejercer la maternidad y no es mejor madre la que abandona sus aspiraciones por sus parientes cercanos, aunque es un privilegio poder realizarse plenamente siendo mujer teniendo en cuenta que a causa patriarcado la división sexual del trabajo disminuye las oportunidades de ellas para sobresalir.

Cabe aclarar que allí la madre también tiene momentos de felicidad con su familia y el fin era dejar de romantizar un poco el “soportarlo todo por amor”, dando espacio para dejar de fomentar expectativas imposibles en las madres como ser 100% devotas, lidiar con todas las cargas emocionales de su núcleo familiar, etc.

En definitiva no ha Sido mi película favorita pero vale la pena verla porque aborda otros temas interesantes como la migración desde una perspectiva empobrecida, interculturalidad, especismo, castigos físicos como método en la enseñanza además de una cantidad emociones y panoramas según varias etapas de la vida (representada por un personaje diferente) exploradas a través de la fotografía y el diálogo.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: